Después de leer diferentes opiniones en webs y revistas (principalmente de EEUU) decidí hacer una prueba y comprar uno de los famosos dermarroller.

Este rodillo que en un principio pueda asustar cuando nos explican qué es, intimida mucho menos cuando lo podemos ver en directo. Es obvio que continua siendo un rodillo lleno de agujas, pero son tan minúsculas que hasta la punta de un lápiz resulta más amenazante que estas. Y lo dice alguien a quien no le hacen ninguna gracia las agujas. 

La tecnología del dermarroller no es demasiado compleja se trata de un rodillo pequeño con un mango para facilitar su uso. La superficie del rodillo está cubierta de filas de microagujas que variarán en tamaño según la opción elegida y sobretodo su función. No utilizaremos el mismo tipo de agujas para eliminar cicatrices o estrías en las piernas que para tratar el contorno de ojos.

Estas microagujas se encargan de acelerar el proceso de regeneración de la piel, aumentando la producción de colágeno, uno de los puntos clave en los procesos de envejecimiento.

¿Qué tamaño de agujas del dermarroller deberé utilizar?

Como decíamos, todo depende de la función. Como medida intermedia, los dermarroller de 0,5mm son los más estándar y nos servirá para usos más variados, así que si quieres hacer una prueba quizás sea la opción más correcta.

Para los casos en que queramos tratar cicatrices o estrías (que no estén situadas en la cara) podemos comenzar a utilizar los dermarroller a partir de 1mm.

En los casos en que queramos centrarnos en la piel de cara y cuello, tendremos que utilizar la opción de dermarroller de 0,3 o 0,5mm (si no tienes la piel muy delicada). Piensa que si quieres utilizarlo en la zona de la ojera, no podrá ser de un tamaño superior a 0,3mm para no dañar en exceso la piel de esta zona.

¿Con qué frecuencia usar dermarroller?

Al igual que la zona, el tamaño de las agujas también influye en la frecuencia de uso. Los dermarroller con un tamaño de 0,3mm podremos usarlo una vez al día o cada dos días, los de tamaño 0,5mm una vez a la semana o cada 10 días. Los de tamaños superiores (desde 1mm) deberemos espaciarlos cada dos semanas, dependiendo de cómo de delicada sea la zona a tratar. No es lo mismo una zona con cicatrices que las estrías de la zona de los muslos.

Recomendaciones de uso:

Es importante que tengas en cuenta estos puntos si quieres sacarle el máximo partido ya que aunque pueda parecer obvio, deberemos extremar la precaución para no causar un daño en nuestra piel:

  1. Nunca uses agujas de un tamaño más grande del adecuado. No solo no conseguirás resultados más rápido sino que acabarás empeorando el estado de tu piel.
  2. No realices demasiada presión sobre la piel: Haz una prueba inicial sobre el dorso de la mano para controlar más fácilmente la presión exacta.
  3. Cuidado con realizar giros bruscos: Si necesitas cambiar de dirección es mejor separar el dermarroller de la piel y volver a posicionarlo. Siempre debe usarse en movimiento en línea recta.
  4. Importantísima la higiene del dermarroller: Cada vez que cambies de área y cada día que lo uses, deberás desinfectar tu dermarroller con alcohol (el mismo que usamos para las heridas), o bien sumergiéndolo durante unos minutos en alcohol o echándolo directamente encima con un spray y esperando a que se seque.
  5. Para su aplicación, realiza movimientos en línea recta en todas las direcciones sobre la zona a tratar, en vertical, horizontal y diagonal. Con unas 2 pasadas de cada tipo por sección es suficiente.

¿Funciona el dermarroller? Mi opinión

En mi caso, decidí probarlo más por curiosidad que por otra cosa. No tengo marcas de acne ni arrugas evidentes (excepto una marca de expresión en la frente que tengo desde pequeña) y mi objetivo era más ganar en luminosidad y cuidado de la piel, sí que opte por la versión de dermarroller de 0,3mm.

Después de probarlo durante un par de meses, sí que puedo decir que he notado tres cosas. Una de ellas es que la marca de la frente se redujo considerablemente haciéndose solo evidente cuando la piel estaba más seca.

Después un lunar que he tenido en la nariz que me ha acompañado prácticamente toda mi vida se ha difuminado notablemente. No era un objetivo pero por lo menos es un punto destacable.

Y el punto final que ha sido uno de los efectos que destacaría es un aumento del volumen de los labios. Sí, ¡totalmente cierto! No ha sido una cambio espectacular pero sí que ha sido evidente. La reactivación de la formación de colágeno en la zona ha hecho que se vean más carnosos y llenos. Algo así como el efecto que se produce si los cepillamos con un cepillo de dientes de manera regular pero sin ser tan abrasivos y resecar la piel.

Resumiendo

En resumen, ¿lo recomendaría? Sí, al menos como prueba para ver que tal funciona para tu piel.

El precio es muy asequible si los compras en Amazon y si no te funciona tampoco habrás hecho una gran inversión.

Y tú, ¿lo has probado? ¿Te animarías?

Más opiniones y reviews